Skip to content

¿Consumismo inducido por la Publicidad?

Domingo, noviembre 29, 2009

Aceptemos la realidad. La publicidad en general está mal vista por la sociedad.

Nos molesta constantemente en Internet, incluso llegando a Youtube.

Con dos pasos que demos en la calle, nos encotramos con infinidad de anuncios.

La televisión está plagada de spots y demás anuncios. La película muchas veces resulta una tortura por la multitud de cortes que tiene, solo para poner publicidad.

Más publicidad en revistas, además adulterada y retocada mediante photoshop y otros programas. La realidad que nos presenta es falsa y está edulcorada por el ideal de vida (véase revistas de moda, decoración, coches, etc.)

Recientemente navegando por la red, encontré el siguiente post (El Justiciero de las Cabinas) en el cual se denigra la posición de la publicidad tildándola de provocadora del consumismo reinante en la sociedad.

Todo lo dicho anterioremente es verdadero, pero la publicidad es necesaria para el correcto funcionamiento de los diferentes medios de comunicación y difusión de ideas, periódicos, revistas, televisión, etc:

  • Sin la publicidad en revistas estas costarían demasiado para el consumidor por lo que no se comprarían y acabarían por desaparecer.  Igualmente aplicable a los periódicos.
  • Las series que tanto nos gustan están en gran medida gestionadas gracias al dinero que da la publicidad.
  • El mundo de la publicidad da mucho trabajo a multitud de empresas y por consiguiente a sus trabajadores: agencias publicitarias, productoras, realizadoras, diversos profesionales en la realización de cartelería,etc.

En relación al post, no podemos criticar a la publicidad de inducir a nuestra mente a comprar y gastar, es una excusa. El problema del cual deriva este afán consumista es simplemente por una carencia educacional y una falta de autocontrol personal.

Si de pequeños se nos educa en no malgastar el dinero y no comprar todo lo que se ve por televisión o, en definitiva, cualquier anuncio existente, al crecer seguiremos actuando de igual manera. No derrocharemos el dinero en cualquier producto innecesario.

Uno de los grandes problemas del consumismo hoy en día se debe a la sociedad superflua y falsa en al que vivimos. Nos interesa más tener unos zapatos “chulos” que sean la envidia de todo el mundo y que nos hagan destacar en vez de preocuparnos por si son cómodos, si la relación calidad-precio es adecuada o si realmente necesitamos el calzado.

Ese interés por elementos superficiales es aprendido por las marcas y fabricantes de productos y traducido en un esfuerzo por crear aquello que desea el consumidor.

El siguiente y último paso es crear una publicidad atractiva para esas mentes débiles y trabajo resuelto.

12 comentarios leave one →
  1. Miércoles, diciembre 2, 2009 1:12 am

    En mi humilde opinión, considero que somos los únicos responsables del consumismo. Me sorprende mucho encontrar personas que siguen buscando a los culpables de que haya tanta publicidad y tanto malgasto del dinero, de que vivamos en una sociedad en la que tener es poder… y que no se hayan parado a pensar en su modo de vida. Os aseguro que por muy progres y muy antisistema que sean, todos consumen. Absolutamente todos. Y me juego algo a que hay algún anuncio que, por breve e ínfimo que sea, lo promociona.

    Tal y como afirmas, la publicidad es hoy en día uno de los principales pilares que sujeta el caótico mundo de los medios de comunicación, y que da trabajo a muchas personas. Desde aquí me gustaría brindar todo mi apoyo a todos los que trabajan día a día elaborando anuncios con ideas nuevas y diferentes, y que no caen en el tópico de “todo está inventado”.

    Ánimo, suerte, y enhorabuena.

    Un saludo🙂

    • Lunes, diciembre 14, 2009 12:45 am

      Muchas gracias por tu apoyo a la Guarida Atenea.

      Relamente todo está inventado. LO que se debe buscar es reinventarlo para que guste al público al que deseas dirigirte.

      Échale un vistazo a este blog.

      Curioso personaje que dice estar harto de las marcas y decide vivir sin nada que sea de alguna marca.

      Cosa harto imposible. Hoy en día, todo es una marca. Bien sea conocida y cara o simplemente de barrio. Hasta los productos hechos a mano son marcas. Del que lo hace.

      Y esto último no se si es bueno o malo. Habrá que meditar sobre ello.

      Saludos Buhonianos.

      Tomás Iliescu desde La Guarida.

  2. Miércoles, diciembre 9, 2009 9:50 pm

    Hey, que ya he conseguido la dirección del blog y me paso a dejar huella. He estado echando un ojo y realmente me parece interesante, a favoritos que va la web. Prometo que para la próxima vez haré un comentario más profundo y reflexivo (y que tenga que ver con el post :P)

    Un saludoo

    • Lunes, diciembre 14, 2009 1:35 am

      Muchas gracias por pasarte señor.

      Me alegro que te parezca interesante el blog.

      Esperaremos tus comentarios.

      Saludos Buhonianos.

      Tomás Iliescu desde La Guarida.

  3. Carlos Prats permalink
    Miércoles, septiembre 1, 2010 2:31 pm

    Pues a mí no me ha gustado nada este post!

    Resulta que la publicidad es “la mala de la película”, la que incita al consumo y nos come el alma… Y para defenderla lo único que se os ocurre decir es: “Ey, gracias a nosotros las series son gratis y las revistas baratas”..

    Pues yo os digo: ¡Y una mierda! La publicidad no es buena porque sea quien financie los mierdios, los mierdios se podrían ir a la mierda, así de claro. La publicidad es útil por sí misma, es valiosa por su función no por ser el banco de nadie…

    La publicidad sirve para 3 cosas, y ninguna de ellas la habéis escrito, son estas tres:

    1. La publicidad sirve para informar. No sabrías que hay un producto que hace una cosa, u otra, si no fuera por la publicidad. No conocerías las ofertas, las promociones ni las novedades. Sin publicidad, no hay información comercial.

    2. La publicidad genera VALOR. Los productos son algo más que un compendio de materiales y mecanismos con una utilidad concreta. NO. Los productos nos hacen sentir, nos hacen vivir, nos satisfacen muchísimas más necesidades que la razón por la que los compramos. Y ESO ES BUENO!

    3. La publicidad entretiene, la publicidad gusta, la publicidad divierte… TODA la publicidad. Y la que no gusta, no entretiene, no emociona, no divierte… Entonces ESA no es PUBLICIDAD.

    Y esto no lo cuento como razón, pero la publicidad puede ser un revulsivo social tan bueno como una manifestación… La publicidad puede contener un mensaje, puede educar… En un anuncio tú puedes concienciar a la gente y decirles que no “consuman”… La publicidad es un medio, no un fin, la publicidad es un vehículo, no el conductor. Tú puedes usar la publicidad para lo que quieras y si ves un anuncio que te dice “compra, compra, compra!!!” no culpes al anuncio, culpa al anunciante!

    He dicho.

    Carlos Prats

    • Lunes, septiembre 13, 2010 12:03 pm

      En definitiva…

      Tienes toda la razón amigo Carlos.

      No lo había visto desde ese punto de vista, pero es perfectamente factible lo que comentas y en parte me avergüenzo de no darme cuenta de tus tres puntos. De todas formas, dices no estar de acuerdo con el post, pero la verdad es que tampoco te refieres mucho a el, sobretodo comentas tu punto de vista, por lo que creo oportuno decir que no ando del todo mal encaminado al escribir el post. Cierto es que no he comentado ciertos aspectos, pero tampoco considero que esté del todo equivocado.

      Crítica un poco más el post por favor para empaparme de tus críticas (jodo, me ha quedado de un odioso esto XD)

      Saludos Buhonianos

      Tomás Iliescu desde La Guarida

  4. Carlos Prats permalink
    Viernes, septiembre 17, 2010 11:00 am

    Pero… Pero… Mi mamá siempre me ha dicho que no hable con extraños… Y usted me da mucho miedo, y no le conozco… Es taaaan grande, y con esa cocorota sin pelo… Que… Jo… =(

    Ahm, bueno, a lo que iba. Que me cuesta centrarme. xD

    La publicidad induce al consumo… De eso iba el post, no?

    Pues sí. Es un hecho. La publicidad la podemos utilizar para generar imagen de marca, para concienciar, para informar… Para lo que sea. Pero no nos engañemos, el fin último es vender. Es así, simple y llanamente.

    ¿Que se pueden vender productos? Sí, por supuesto. ¿Y vender ideas? También (Goebbels creo que sabía algo de esto). Incluso se pueden “vender” hábitos, estilos de vida… Pero siempre es vender, y para que tú vendas alguien tiene que consumir. Si la publicidad pretende vender, y para vender alguien tiene que consumir… (Alguien sabe lo que es un silogismo?)

    Pero el consumismo tampoco es que sea malo per se, yo creo que es una realidad humana… Los humanos consumimos por cómo somos, es nuestra realidad animal. Mientras no nos alimentemos chupando una roca o nos salga pelo como a los osos estaremos abocados a consumir.

    No creo que sea bueno ni saludable pensar que si consumes eres malo, porque siempre vas a consumir y así sólo vas a ser un infeliz. Hay que consumir.

    Pero claro, una cosa es consumir =) y otra es consumir =( … Comprar por costumbre, adquirir productos que no necesitas, que tu felicidad dependa de gastar dinero, de tener el armario lleno de zapatos… No, eso ya no es bueno. Qué cojones, vamos a ser categóricos… Eso es malo, y a tomar por culo.

    Ahora la pregunta sería: la publicidad fomenta el consumismo =) o el consumismo =( Cada marca, cada anunciante, acada agencia y cada anuncio tiene una identidad y un saber-hacer, dependerá de cada cual cómo lo utilice…

    Como bien dije en el post anterior:

    “La publicidad es un medio, no un fin, la publicidad es un vehículo, no el conductor.”

    Un beso para todos.
    Carlos Prats

    • Viernes, septiembre 17, 2010 1:56 pm

      En primer lugar agradecer tu preciado tiempo que como ejecutivo (o algo así) de una importante empresa del sector del hogar no posees.

      He estado repasando un poco los comentarios y el post en cuestión y me reafirmo al decir que la publicidad induce al consumismo. Quieres diferenciar entre bueno y malo, me parece aceptable aunque en mi opinión, el consumismo es la manera de definir una manera de comprar inadecuada a las necesidades que presentamos los seres humanos.

      En pocas palabras, yo entiendo consumismo como el “arte” de comprar demasiado e innecesariamente.

      La publicidad bien realizada y muy atractiva inevitablemente propicia ese ansia por consumir cada vez más cosas que en realidad no necesitamos. Y no me estoy centrando en un lugar para dormir y asearte y comer. Vivimos en el s.XIX por lo que me refiero a elementos que no aportan nada a según que personas. Espero que el siguiente ejemplo no sea erróneo: Un teléfono móvil idéntico a otro con la única diferencia de poseer acceso directo a cuentas de correo y redes sociales puede ser necesario para una persona que reciba dinero de gestionar un blog o una página web pero no lo es para la persona que simplemente usa estos servicios como distracción.

      La publicidad puede llegar a crear cierta (falsa) necesidad de poseer o utilizar un producto y eso es lo que creo que puede ser criticable. Hasta cierto punto claro está. Yo considero (y sonará muy fuerte y tal vez hiera la sensibilidad de algunos lectores) que es problema de la persona si no sabes ser selectiva y cualquier producto anunciado lo quiere poseer.

      La publicidad induce al consumismo? Definitivamente sí, hay personas que sienten la necesidad de comprar todo sea o no necesario y en cambio otros solo compran lo que necesitan, pero hay una cosa clara, si la opción de compra no se reduce al nivel adquisitivo, la decisión de elegir un producto sobre otro se debe a la mejor o peor presentación del producto. Y el trabajo de la publicidad, marketing y demás ramas que engloben el mundo publicitario es justamente ese, hacer que un producto resulte atractivo para el consumidor. La decisión de compra está reservada enteramente a ese consumidor.

      La publicidad propicia el consumismo, eso creo que queda claro. La corrección de esto puede quedar en entredicho, pero eso queda abierto a nuevas opiniones. Yo no veo porque tiene ser malo, y vosotros?¡

      Saludos Buhonianos

      Tomás Iliescu

  5. Carlos Prats permalink
    Viernes, septiembre 17, 2010 3:32 pm

    Dios Santo, Tomás! Vas a tener que cambiar tu mentalidad si quieres dedicarte al mundo de la comunicación…

    Los aparatos, nunca, jamás, no, definitivamente-no, de-ninguna-manera, son simples objetos que cumplen una función. El que se compra un móvil que puede pillar internet, aunque no use internet, si se siente mejor comprándoselo entonces ha acertado de pleno con su compra.

    Tú te puedes comprar un Harley, dejarla en tu salón, y no montarla en tu vida… Las Harleys son motos, si no la conduces haces mal? Eres un consumista? O es que se ha comprado la moto para cubrir OTRA necesidad que no es conducirla?

    Nop, lo siento pero no. La publicidad AUMENTA el valor de las cosas generando multitud de sensaciones para un usuario, eso es malo? Es malo que alguien cuando compra gel “Magno” se sienta más varonil? Es malo que otros se compren “Heno de Pravia” porque les recuerda a su niñez? Por qué iban a comprar un jabón para limpiarse cuando pueden comprar una experiencia, una vivencia, un recuerdo, una sensación, una EMOCIÓN (y además limpiarse, por supuesto).

    Somos consumistas porque compramos más allá de los productos? Pues dios bendiga el consumismo!

    Y que lo sepas, no vivimos en el siglo XIX. xD

    Un abrazo cariñoso =)

    Carlos Prats

    • Lunes, septiembre 20, 2010 10:33 am

      La manera de comunicar no creo que sea mi problema, sí, tal vez lo sea el contenido a comunicar, y con eso me refiero a que tal vez no opine lo mismo que tu sobre los productos y eso es malo para mi formación.

      Mi misión es hacer atractivo un producto y para ello tengo que verlo como algo más, y de alguna manera lo consigo. Pero sigo pensando que el consumismo tal y como lo he definido es malo. La forma de presentar las cosas tiene mucho que ver.

      Yo no digo que sea malo que un producto te ofrezca unas sensaciones y lo compres, sino que compres en demasía. El propasarse es lo que critico. Yo compro por sentimientos y sensaciones, eso lo tengo claro, pero tampoco lo compro todo, porque hay prioridades. Es el punto al que deseo llegar, hay que clasificar los productos y ser consecuente cuando compras. La publicidad consigue que se compre sin cabeza y eso no es bueno para el que compra. No es que me importe excesivamente, es decir, me favorece, incluso me gusta. Yo soy capaz de discernir entre lo necesario y lo que no lo es. El resto (los que sean) no. Su problema.

      Hey, que yo vivo aún en 1900, me da miedo el efecto 2000.😄. Vaya fallo, no lo cambiaré porque sería traicionar al futuro (espero) lector de la entrada.

      Saludos Buhonianos.

      Tomás Iliescu

  6. C.F. permalink
    Miércoles, julio 4, 2012 5:04 pm

    Triste es cuando un producto se publicite cuando en verdad no es como se ve en los anuncios. Por ejemplo, las hamburguesas de una reconocida casa de “comida rápida” en la realidad no son como aparecen en los anuncios. Éstas últimas han sido “maquilladas” y retocadas, incluso, esas fotos han pasado por programas de edición de fotografías.

Trackbacks

  1. La Guarida en números (2010) « La Guarida del Búho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: